Apoyo en materia de pensión por invalidez

Gracias a la asesoría del abogado Andrés Paz, director del Área Laboral de DLA Piper Martínez Beltrán, la solicitante Jacquelin Salas logró el reconocimiento de la pensión por invalidez para su pareja sentimental permanente, quien sufre de una pérdida de capacidad de más del 90 por ciento a causa de una enfermedad que no fue identificada oportunamente.

Para Jacquelin, la Fundación ProBono Colombia, recomendada por Colombia Diversa, fue una luz en el camino después de pasar por varios asesores: entidades estatales, personas que trabajan con comunidad LGBTI  y consultorios jurídicos; sin recibir una solución definitiva. Ella  y su compañera, con quien lleva 13 años de convivencia, encontraron en su abogado pro bono un guía constante durante todo el proceso y resultados en corto tiempo.

El caso se llevó por partes, primero el reconocimiento de la pensión por invalidez, el siguiente paso fue formalizar el tema de la unión marital de hecho para que a partir de ese momento Jacqueline pudiera ser beneficiaria de su pareja, Alba, dentro del Sistema de Seguridad Social, incluso que pueda acceder a esa pensión de invalidez si desafortunadamente algo pasa.

Según Andrés Paz, "las solicitudes de seguridad social me parecen interesantes porque es donde uno ve una real diferencia y donde uno puede realizar un acompañamiento a las personas desde el punto de vista laboral". Su intención es seguir apoyando a las clientas pro bono, a través de la Fundación,  en otros temas que surgieron a lo largo de la experiencia que atravesaron juntos, tales como unas incapacidades que no les pagó correctamente el empleador, entre otras, pero ya desvinculadas del tema de la pensión.

El reconocimiento de la pensión les mejoró la calidad de vida en un cien por ciento, teniendo en cuenta que Jacqueline dejó de trabajar como asesora en un banco para poder cuidar de su esposa.

Sobre el éxito en su caso, la beneficiada del servicio pro bono manifestó que:

"En el día a día el cambio fue radical porque veníamos de una situación precaria (...) Ahora, tenemos una base para sostener nuestros ingresos básicos de alimentación, de vivienda y de salud que le permitan avanzar a Albita. Lo que sucedió con la noticia de la pensión es incomparable, incluso sirvió para concretar la escritura pública de unión marital porque habían muchas cosas que eran un bache y sin tener la asesoría estábamos en el limbo".