Evolución del ámbito jurídico a partir del desarrollo tecnológico

Gracias a la Cámara de Servicios Legales de la ANDI, miembros de la comunidad jurídica compartieron de la mano de conferencistas de talla internacional como Guy Kurlandski, CEO y cofundador de Premonition (compañía especializada en la valoración de los servicios legales a partir de Big Data), un espacio de reflexión sobre el impacto que la tecnología ha generado en el mercado y la profesión misma.

El Gun Club fue el escenario donde las principales firmas de abogados del país se reunieron con motivo del LAWTECH 2017 para tratar temas como los retos jurídicos que implican los avances en la robótica y la inteligencia artificial, los servicios legales frente a los cambios de estrategia e innovación y nuevos modelos de negocio a partir de la influencia de la tecnología en el manejo del conocimiento y las formas de trabajo, entre otros.

El evento se desarrolló a partir de dos paneles. El primero, moderado por Santiago Gutierrez, vice-presidente de la Cámara de Servicios Legales de la ANDI; y el segundo, liderado por Diego Muñoz, socio de la firma miembro Muñoz Tamayo & Asociados Abogados.

La conferencista invitada Eva Bruch, socia de +MoreThanLaw , habló sobre la transformación del mercado de servicios que ha llevado a que en países como Inglaterra y Australia de desregularice el mercado jurídico de manera tal que las firmas son abiertas por no abogados, hay prácticas de trabajo flexible (por proyectos y homework) y una estructura de precios muy diferente a la actual, atractiva para nuevos clientes.

Por su parte, Alejando Sánchez del Campo, abogado experto en derecho tecnológico y editor del blog ReplicanteLegal.com, planteó la necesidad de pensar en los problemas legales de la tecnología, pues cada vez cobrarán más vigencia debates alrededor de la posible personalidad jurídica especial para los trabajadores robots, teniendo en cuenta que en los últimos 10 años las empresas de este sector repuntean la economía mundial en términos de capitalización.

Desde la ´cara positiva´, la tecnología ha facilitado la prestación de servicios más eficientes por parte de los abogados, gracias a conceptos como el BIG DATA que permite una estructuración coherente de la información sobre casos a partir del relacionamiento de datos, el cual se convierte en un insumo valioso para tomar decisiones alrededor de litigios.

Según, Guy Kurlandski, vamos a entrar en el campo de la métrica y no solo para litigios porque la gestión de datos a través de inteligencia artificial viabilizará la medición de transacciones, contratos e incluso de opiniones alrededor del ejercicio particular de cada trabajador en distintas instancias judiciales.