Familia beneficiada por obtención de pensión de sobrevivencia

Hacer efectivo el derecho de su hija discapacitada a la pensión de sobreviviente, le cambiará la vida a María Carmen Mateus a partir de septiembre. Esta madre cabeza de familia y vendedora informal tendrá una mejor situación económica gracias a la asesoría brindada por la abogada María Angélica Nieto, coordinadora pro bono en Gómez Pinzón Zuleta, a lo largo del trámite para lograr la mesada y los retroactivos que le correspondían después del fallecimiento del compañero permanente de la cliente.

Después de la muerte de su pareja, Carmen empezó a hacer los papeles para la sustitución de la pensión para ella y su hija, María Sonia, quien es mayor de edad y tiene una condición de discapacidad calificada en un grado muy alto.

Desde el año pasado, Carmen goza de su mesada, pero su hija no. La razón: la entidad correspondiente aducía que le faltaban documentos y que no había una prueba de la condición de dependencia de Sonia.

En ese momento, María Angélica entró a hacer parte del caso a través de la Fundación. La abogada logró que se reconociera a la cliente pro bono como curadora provisional, figura suficiente para que se le otorgará la pensión de sobrevivencia mientras sale una sentencia definitiva.

Aunque el valor de la pensión no es elevado, la mitad que le corresponde a María Sonia sí hará la diferencia para ella y su madre porque Carmen vende quesos en la vía pública desde hace cuatro años para subsistir. Sus ingresos son inestables, hay días que le va muy bien y otros que no tanto .

Después de septiembre, este dinero le permitirá dedicarse al cuidado de su hija a quien tenía que dejar en su casa supervisada por un de sus tíos que pasaba a verla de vez en cuando, mientras ella retornaba después de hacer las ventas de la mañana cada día.

Para la abogada de Gómez Pinzón Zuleta, todos los casos pro bono enseñan algo, pero este en particular le dejó “una gran lección de gratitud por parte de Carmen porque fue una persona que se esforzó mucho para salir adelante y también pude aprender del optimismo y buena actitud que ella siempre tenía a pesar de sus circunstancias de vida. Valoro ver cómo a través de una labor que no resulta tan complicada se puede traerle tanta tranquilidad a una persona que tiene grandes necesidades”.